Semillas Autoflorecientes

Categorías

Semillas Autoflorecientes  

Semillas Autoflorecientes de marihuana, compra aquí tus semillas. Disponemos de muchas variedades ara tu cultivo, debes saber que es lo que mas te interesa según tus necesidades. Puedes comprar múltiples variedades. Recuerda que las autoflorecientes las recomendamos para el cultivo exterior, para interior no las recomendamos por que deberemos gastar mucha mas luz que en comparación con una feminizada por ejemplo y la calidad seguramente de las autos sea menor. El envío es muy rápido, pide hoy y mañana lo recibes en tu domicilio.


 Más información

¿Eres novato? No sabes donde comprar semillas de marihuana, este es tu sitio. Apuesta por semillas autoflorecientes y olvídate de problemas

El cultivo de cannabis supone el conocimiento de información detallada acerca del tipo de plantas, sistemas de riego, iluminación, elección de semillas, etc… Para los cultivadores noveles, ir entendiendo cada pieza del puzzle de la plantación de marihuana sea interior o exterior es complicado, por eso, apostar por estas semillas puede facilitar bastante el camino y asegurarte producción aunque aún no domines la materia. ¿Te animas?

Semillas de marihuana autoflorecientes

¿Buscas un tipo de semilla que te garantice una buena producción sin muchos cuidados? Pues existe. Se llaman semillas autoflorecientes  aquí te explicamos todo largo y tendido sobre ellas. Se trata de una modalidad de marihuana que tiene mucho éxito entre los cultivadores noveles, ya que no exige mucho cuidado ni muchos conocimientos de la materia para asegurar una producción adecuada.

Las semillas de marihuana autofloración tienen varios elementos que hacen las maravillas de los cultivadores con poca experiencia o aquellos que por necesidad tienen que cultivar en zonas muy reducidas como balcones o ventanas.

Cambios en la genética de las semillas autoflorecientes exterior e interior.

En primer lugar por su genética tienen la capacidad de hacer floración sin necesidad de hacer los ciclos de luz e incluso sin tener que eliminar los machos. Se trata de semillas que vienen de la mezcla de dos variedades de cannabis, la Ruderalis con la Sativa o Indica. Otra de las ventajas con la que cuenta la marihuana autofloreciente interior o exterior es que es una modalidad con poco tamaño. Podrás tener tu plantación con una altura que difícilmente superará los 85 cm. Esto hace que su periodo de cosecha sea mucho más pequeño, hasta tal punto que se reduce más o menos a la mitad en comparación con plantas normales. Lo único, es que este tipo de semillas necesitan una buena cantidad de luz, y si puede ser de exterior mucho mejor, no muchos días pero los días necesarios sí una buena cantidad. Si tienes eso controlado, son unas plantas fáciles de cultivar y con buena producción de cogollos grandes y resinosos.

Existen muchas variedades de este tipo de semillas, y en Eurogrow tenemos hasta 11 tipos diferentes tanto de exterior como de interior, cada uno con sus características. ¿Quieres conocerlos? Hoy te hablaremos de algunos de los más famosos y más encargados:


Variedades semillas autoflorecientes de marihuana.

  • 1-.Auto somango
  • Delicioso olor y un delicado sabor a frutas de origen tropical. Este tipo de semilla autofloreciente consigue generar ramas con buena producción de cogollos densos y con gran fortaleza. El periodo de floración es de dos meses después de germinar. En cuanto a su efecto, podemos decir que es de euforia. Ver más
  •  
  • 2-. Auto  Skunk Mass
  • Este tipo de modalidad de semilla autofloreciente genera cogollos con mucha resina, aroma de frutas y regusto dulce. Son ideales tanto para interior como para exterior. Ver más
  •  
  • 3-. Auto Skunk 47
  • Combinación de las semillas Auto Critical Mass y Auto kaya 47 se convierte en una semilla muy interesante ya que es autofloreciente pero también feminizada. Ver más
  •  
  • 4-. Auto Jack Herer
  • Tiene por característica producir una cantidad mayor de cogollos resinosos que sus compañeras, además de dejar un sabor intenso que recuerda a mezcla entre maderas y especias. Ver más
  •  
  • 5-. Auto Nyc Diesel
  • Creación genética de la semilla New York City Diesel en su versión autofloreciente, lo que la convierte en una de las mejores semillas del mercado. Gran aroma a cítricos con toques de uva mediterránea. Ver más

Las semillas autoflorecientes baratas a granel .


Te las recomendamos por ser variedades ya estabilizadas con un ídice alto de germinación grandes resultados reconocidos por nuestros clientes y además a un precio único que te ahorrara varios euros a diferencia de comprarlas en envases originales.

Si quieres consultar todas nuestras especies de semillas baratas no dudes en entrar en nuestra web. Recuerda que en Eurogrow somos expertos en cultivo, plantación y todo el material necesario para poder tener en casa tus plantas de marihuana con el mejor rendimiento. Entra en Eurogrow.es y entérate de todo.

El cultivo de marihuana autofloreciente

El cultivo de marihuana autofloreciente ha supuesto todo un boom en los últimos tiempos. Cada vez son más aquellos que se sienten atraídos por sus múltiples ventajas, como la facilidad de cultivo o la rapidez de desarrollo. Pero al mismo tiempo, este tipo de plantas todavía no son conocidas por muchas personas, por lo que, antes de ahondar en el tema de su cultivo,  veamos qué es exactamente la marihuana autofloreciente y cuáles son sus principales características. 

¿Qué es la marihuana autofloreciente?

Bajo el nombre de marihuana autofloreciente se esconde una nueva variedad de esta planta que surge de cruzar tres variedades: rudelarís, sativa e índica. Como resultado de tomar lo mejor de cada una de ellas se logra una planta de marihuana de mayor tamaño, con cogollos más grandes y un mejor sabor. 

Pero la característica plenamente definitoria de esta variedad es que no depende de los ciclos de luz habituales para que empiece a florecer. En la práctica esto significa que, pasados los habituales 18 días hasta su germinación, comienza a florecer con independencia de las horas de luz que recibe la planta. El resultado es que al cabo de unos dos meses la planta ha florecido por completo.   

Otro punto interesante es que resisten muy bien las plagas de insectos que suelen atacar a la marihuana, ya que, al tener una floración mucho más rápida de lo común, no transcurre tiempo suficiente como para que las plagas actúen.

La marihuana autofloreciente tiene su origen en el norte de Asia, lo que la convierte en una planta especialmente diseñada para aguantar climas fríos. Ello implica que se pueden sembrar sus semillas en cualquier época del año, aunque su producción será menor en los meses de invierno (siempre y cuando no se cultive en interior, en cuyo caso no tiene tanta relevancia el aspecto climático).

Se trata de una planta cuyo cultivo presenta muy pocas dificultades, ya que no son necesarios especiales cuidados y con la que además, al tener un período de crecimiento tan concentrado, no es necesario usar abonos especiales ni otros productos pensados para acelerar el proceso. 

El cultivo de marihuana autofloreciente

Quienes se acercan por primera vez al cultivo de la marihuana lo hacen, normalmente, pensando que será algo fácil y divertido con lo que pasar el tiempo. La realidad, sin embargo, no siempre es tan sencilla.  Después de consultar a diferentes personas o los diferentes sitios web que tratan el tema, comprueban que cada uno de ellos enfoca el cultivo de una manera diferente, incidiendo en multitud de aspectos que no siempre son fáciles de comprender o aportando consejos que incluso pueden llegar a ser contradictorios.

Para poner un poco de luz sobre el tema y hacerlo más sencillo, detallaremos paso a paso y de forma simple todo aquello que es necesario saber sobre el cultivo de marihuana floreciente. De esta manera, cualquiera que lo desee, podrá desarrollar su propia plantación con todas las garantías de éxito.   

1)      Materiales: Lo primero es asegurarnos de que tenemos todos los materiales necesarios para este trabajo. Un cubo de entre 20 y 60 litros con agujeros de drenado por cada planta, sustrato suficiente para llenar aproximadamente tres cuartos de cada cubo como mínimo, un kit de germinación y por supuesto, un puñado de semillas de marihuana autofloreciente.  

 

2)      Semillas: En lo referente a las semillas lo mejor es usar las feminizadas, ya que de esta forma se evitará que aparezcan posibles machos, teniendo entonces que empezar de nuevo todo el trabajo con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero que ello supone. 

 

3)      Germinación: Una vez todo listo, el primer paso será germinar las semillas. Hay quien prefiere hacerlo de forma natural, pero la utilización de un kit de germinación facilita mucho el proceso, así que si no se tiene ninguna experiencia puede ser una buena opción. 

 

4)      Sustrato: Seguidamente pasaremos a llenar los cubos con un sustrato de buena calidad (muy importante, aquí no conviene escatimar gastos), llenando como mínimo un 75% de los mismos, aunque resulta aconsejable completar hasta casi el 95%.

 

5)      Lixiviado: Una vez llenos, se pasa a agregar una cantidad generosa de agua para realizar el lixiviado. Para quien no conozca el término: el lixiviado es un proceso que sirve para garantizar la óptima humedad del terreno donde vamos a cultivar la planta de marihuana. Si se quedan zonas secas en el sustrato, las raíces de la planta no se desarrollan por allí, quedando atrofiadas y pudiendo generar un impacto negativo en la planta. 

 

6)      Sembrado: Finalizado el lixiviado, llega el momento de sembrar las semillas. Para ello se realiza un pequeño agujero en la zona central del sustrato y se introduce con sumo cuidado el brote en su interior, siempre dejando que su parte superior sobresalga sobre el sustrato.  

 

7)      Desarrollo: Una vez plantados los brotes sólo resta controlar las plantas. En este punto no hay que ser ni excesivamente protector ni especialmente desapegado. Las plantas de marihuana necesitan agua para crecer ¡pero riégalas sólo cuando sea necesario! Una buena forma de saber cuándo hacerlo es introduciendo un dedo en la tierra, si está seca o poco húmeda entonces es momento de regarla.

Consideraciones

Al margen de seguir estos pasos hay otras cuestiones a considerar.

La capacidad de los tiestos o cubos elegidos repercute directamente en el tamaño final de la planta. No será igual una planta cultivada en un cubo de 20 litros, que la que haya crecido en otro con el triple de capacidad. Este punto hay que tenerlo siempre presente a la hora de comprar los cubos. 

Por otra parte, aunque hay quien recomienda plantar primero los brotes en un tiesto más pequeño para trasplantarlos posteriormente a su emplazamiento definitivo, no es una buena idea, puesto que un trasplante siempre es traumático para la planta.

Finalmente, si se han seguido los pasos correctamente, en un plazo de entre 10 y 14 semanas llegará el momento tan esperado de la cosecha. Para ello sólo debemos cortar las hojas de alrededor de los cogollos, debiendo dejar secar estos en una habitación a oscuras que tenga ventilación suficiente para evitar que los cogollos se pudran.      

¡Y no hay mucho más! Tu parte del trabajo ya está realizada, y ahora sólo queda esperar a que el tiempo y la Naturaleza se encarguen del resto.

El cultivo de la marihuana autofloreciente no es un proceso especialmente complejo si se hace correctamente, así que basta con seguir estas indicaciones para conseguir que nuestras pequeñas semillas terminen por convertirse en una frondosa planta. ¿Te animas a intentarlo?

Todo lo que tienes que saber sobre la marihuana autofloreciente.

Seguro que te has parado alguna vez a pensar cómo será un cultivo de marihuana con semillas autoflorecientes, sus ventajas, inconvenientes o si es verdad que esta modalidad de cannabis requiere muy pocos cuidados. Hoy en el Blog de Eurogrow hablamos de este tipo de semillas, cada vez más de moda entre los cultivadores inexpertos que buscan la máxima rentabilidad con mínimos cuidados. ¿Te quedas con nosotros?

Existen varios tipos de modalidades de marihuana, pero una de las que más se ha escrito por su curiosa forma de crecer y los pocos cuidados que requieren son las semillas de marihuana autoflorecientes. Hay quienes califican a estas plantas de plantas ‘mágicas’, pero lo cierto es que simplemente se trata de un tipo de semilla inteligente que no tiene especiales necesidades respecto al agua o la luz y que crecen rápido con una buena dosis de cogollos resinosos y crujientes.

Para conocer bien este tipo de semillas podemos decir, por ejemplo, que requiere de cuidados para evitar que salgan excesivamente grandes, ya que no es fácil controlar  el crecimiento de este tipo de plantas. Por otro lado, tampoco son las plantas ideales para hacer esquejes ni para conservarlas. Sin embargo, su ciclo completo de plantación desde la germinación apenas dura 65 días, valen tanto para cultivo de interior como para el de exterior, y no es una planta que sufra de estrés ni fotosensible en exceso.

Marihuana autofloreciente en interior.

Si cultivas en un espacio cerrado, tipo habitación, no tendrás pegas con el tiempo de la plantación, pero sí que debes controlar que cada planta tenga su propio espacio. Un ejemplo, un buen ratio de plantas por metro cuadrado sería entre 9 a 15 plantas por metro cuadrado. No seas ambicioso en éste aspecto, ya que correrás el riesgo de perder el cultivo si las plantas no tienen espacio, luz y oxígeno necesarios.

 Lo bueno de las semillas autoflorecientes es que contamos con una gran variedad: grandes, pequeñas, más rápidas, lentas, cruces e híbridos, e intermedias. Nuestro consejo siempre es que si es un cultivo primerizo siempre escojas un par de semillas autoflorecientes diferentes y las plantes para poder vivir el proceso y controlar como va creciendo y en qué estado llegan a la maduración y el secado. Una vez que veas cómo ha sido y te hayas encontrado con las dificultades más curiosas, te aconsejamos empezar con una plantación en condiciones. En el mundo de la marihuana, las probaturas previas nos ahorran mucho dinero en errores. Primero probar, y luego plantar.

Una vez que tengas tu tipo de semilla favorita, ahora sí coge varias semillas y trata de sacarle el máximo partido. Para que entiendas la diferencia entre una semilla normal y una autofloreciente, podemos decir que si antes tenías que plantar y dejar pasar hasta cuatro meses para poder consumir tu marihuana, ahora con este tipo de semillas en tres meses podrás sacar más cosecha. Merece la pena hacer el cambio y explorar hasta donde puedes llegar con tu cultivo autofloreciente.

Tipos de marihuana autofloreciente más famosos

Variedad 1: Sweet Skunk Auto

Cogollos de alta calidad en sus puntas, proceso de plantación terminado sobre los 60 días, hojas grandes con extra de THC. Una hierba de lo más cálida que requerirá cultivo de interior en macetas con al menos 7 metros, por la altitud de la planta y la profundidad de sus raíces. Merece mucho la pena su cultivo. Lo único con lo que tenemos que tener mucho cuidado es con el agua en sus primeros días de vida. Los expertos dicen que a los 55 días ya está madura y podría parecer que ha llegado el tiempo de la cosecha, pero nada más lejos de la realidad. Espera a los 65 días que merecerá mucho la pena.

Variedad 2: Deimos de Buddha Seeds

Noventa días de plantación, 20 horas de luz y tendremos un planta realmente grande y jugosa cuyos cogollos harán las delicias de los más exigentes. Como curiosidad es importante saber que tiene dos fenotipos distintos, cuando uno empieza a florecer el otro no, pero más adelante lo hará. En cuanto a la maceta para cultivo interior, se recomienda colocarla en una de entre 7 y 11 litros. Te entrarán las dudas porque hasta el día 40 no empieza a florecer, pero tranquilo, nunca una espera mereció tanto la pena.  Su sabor es terroso y con matices a incienso, y sus efectos no son ni relajantes ni exitantes. Es un tipo de marihuana de multiusos garantizado.

Variedad 3: Big Devil XL

Su nombre lo dice todo. Demonio enorme XL… ¿Qué se puede esperar si no es una bestialidad de planta? Pues no, no es una planta que sorprenda por su increíble tamaño, sino más bien con la calidad de su producción de cogollos. Sabor con mucho matiz a incienso que no requiere mucho riego. El ciclo completo alcanza los 90 días (es más tardía que sus compañeras), y además requiere de cuidados específicos para evitar hongos. De hecho, las plagas son su punto débil, ya que no es muy resistente a los hongos.

Variedad 4: Magnum de Budda Seeds

Una de las semillas autoflorecientes más famosas y gigantes. Va fenomenal para cultivo en exterior ya que mejora su producción gracias al sol. Por contrapartida en interior sufre ya que necesita mucho foco, cosa que la abrasa y no rinde de igual manera. Si conseguimos sacar su mejor versión, tiene cogollos largos en toda la rama, esponjosos y que resisten  muy bien hongos y problemas de putrefacción.  Es una planta alta, tipo árbol de navidad. Tarda 90 días en completar el ciclo y es un tipo de planta de la que podremos sacar cerca de 100 gramos en cada uno de ellos. Más que rentable, ¿No?

Gana tiempo cosechando con las autoflorecientes.

Si quieres sembrar semillas autoflorecientes a full time, te recomendamos un plan de producción que comprenda cosechas de 60 días en un armario de cultivo. Eso te garantiza hasta 6 cosechas por año. Tú decides qué semillas te convencen más y hasta dónde quieres llegar depende del tipo de sabor que te guste y de los efectos que estés buscando si es para autoconsumo o para uso terapéutico.

Y si nos preguntas a nosotros, en Eurogrow contamos con varios tipos de semillas autoflorecientes de máxima calidad. 

Si estás pensando en poner en marcha tu primer cultivo no pierdas la oportunidad de estrenarte con este tipo de semillas, a nosotros nos gusta recomendar la marihuana ak 47 es más fácil de mantener para primerizos y examina sus resultados de primera mano. Nunca con poco conocimientos se recogieron cosechas con tanto sabor y tamaño. Merece la pena que lo pruebes y luego nos lo cuentes.

¿Te ha gustado? Pues entra en Eurogrow y aprende mucho más sobre todos los tipos de semillas, métodos de plantación, modos de cultivo, accesorios para cultivos de interior y exterior… Todo lo que necesitas saber sobre el mundo de la marihuana, incluídos consejos sobre su uso terapéutico y de ocio los tienes a golpe de click. Además, en Eurogrow hemos desarrollado productos propios que sólo puedes encontrar en nuestra página web. Te merecerá la pena perder unos minutos con nosotros.