Controladores

Categorías

Controladores 

Contoladores de Temperatura y humedad para tu cultivo de marihuana. Es igual de importante controlar la temperatura como la humedad de tu cultivo. Así que pierdas la oportunidad y compra tu controlador en nuestra pagina web.


 Más información

Control del clima en un cultivo de Marihuana. ¿Para qué sirven los controladores?

Cuando se toma la decisión de cultivar nuestras propias matas de marihuana para auto consumo, surgen muchas dudas. Si no sabemos nada de jardinería es normal estar perdido. No es lo mismo cultivar en el interior, donde habrá que montar todo un sistema complejo que en el exterior. En este último caso sólo tendrás que preocuparte de la calidad del terreno, por la distancia entre las plantas, el viento natural y las horas de sol y sombra. No es poco pero las diferencias con un cultivo de interior son enormes. Y la calidad del producto final también.

El cultivo exterior es, desde luego, el ideal pero también tiene sus desventajas: sólo puede realizarse en temporada y el clima es variable. No podemos controlar las condiciones climáticas en las que vamos a producir nuestra cosecha por lo que siempre existe un factor de riesgo que puede arruinarla. Además carece de intimidad por lo que habrá que estar atento a la seguridad tanto como al posible rechazo de otras personas aunque tengas licencia para cultivar marihuana con fines terapéuticos.

El cultivo en interior es complicado: requiere una inversión económica inicial considerable aunque a lo largo del tiempo se amortice, el tiempo de cultivo es corto (9/10 semanas frente a las 20/25 del cultivo en exterior). Sobre todo requiere paciencia además de aprender a manejar los distintos aparatos que nos ayudarán en un aspecto que marca la diferencia absoluta entre uno y otro cultivo: el control del clima.

Hay una gran mayoría de cultivadores que se deciden por el cultivo de interior. Aprendiendo las técnicas adecuadas y el manejo de todos los instrumentos necesarios se puede conseguir una cosecha de muy buena calidad.

Controladores de Humedad cultivo de marihuana algo básico.

Los cuatro elementos básicos para conseguir un microclima óptimo y controlado para el cultivo de la marihuana son la ventilación, la humedad  la luz y la temperatura.

*La luz se controla mediante el uso de balastros que aumenten o disminuyan la intensidad de la energía lumínica de nuestros focos.

*Para una correcta ventilación necesitaremos un sistema de ventiladores y extractores de aire.

*La humedad ambiental tanto en exceso como en defecto corre a cargo de los sistemas humidificadores y deshumidificadores.

*Por último, vigilaremos la temperatura general mediante termostatos.

Realmente, parece complicado vigilar a la vez todos estos aparatos, ajustando unos y reajustando otros. Por eso se han creado sistemas integrales de control del clima para hacer mucho más fácil la vida del cultivador.

!Controlar el clima es muy importante!

Los dispositivos de control del clima son sistemas en los cuales puedes conectar todas nuestras máquinas y programar los parámetros que deseemos. Se encargan de todo como si estuviéramos presentes las 24 horas del día. Tienen la ventaja de que nos ahorran trabajo y calentamientos de cabeza, sólo hay que aprender los ajustes básicos e introducirlos. El sistema se encarga de todo. Eso sí, vigila su correcto funcionamiento.

¿Que parámetros podemos controlar con el ambiente húmedo?

Pero si lo que deseas es controlar sólo algunos parámetros en concreto, existen instrumentos para vigilar la temperatura y la humedad a la vez, aspectos que van muy interrelacionados entre sí. Afinando más también se pueden encontrar herramientas que vigilen una sola de estas condiciones. Todo depende de tus conocimientos y tu  pericia.

Existen varias clases de estos controladores: digitales integrados, analógicos, por válvulas o por sensores. Elijas el sistema que elijas no pierdas de vista adaptar su potencia y prestaciones al lugar donde vas a cultivar. 

Lo importante antes de pensar en invertir en aparatos más o menos sofisticados es siempre y primero de todo aprender a cultivar. Conocer las plantas, su comportamiento, sus ciclos desde el crecimiento, floración hasta la cosecha, sus necesidades, los nutrientes necesarios, el riego, el control de plagas, cómo evitar enfermedades… todos esos aspectos que forman parte de la cultura del cultivo de la marihuana.