Sistemas Antiolor

Sistemas Antiolor

Ver aquí todas las categorías

Sistemas Antiolor 

Tratamiento de olores para el cultivo de marihuana es lo que puedes encontrar en esta categoría. Es muy imporante ocultar el olor de las plantas por eso aquí tenemos muchos productos que te harán la vida mas fácil.


 Más información

Se necesitan filtrosde carbón antiolor en tu cultivo interior, ya que el olor de la marihuana es muy fuerte,
Eso si, solo lo necesitarás en la fase de floración y en el secado-
Antes no es necesario ponerlo, además desgastarás el tiempo de vida que tienen los filtros de carbón. 

Tratamiento de olores para tu plantación

Si te has decidido a cultivar tus propias plantas de cannabis para consumo privado a pequeña escala, bien por placer o porque crees en los beneficios médicos de la marihuana, una de las soluciones más prácticas y eficientes es el cultivo de interior.

Al plantar nuestras matas en el interior de nuestro hogar y en el caso de convivir con otros vecinos es importante tener en cuenta que, aunque por un lado a nadie en principio, le importa para qué cultivamos y consumimos, por otro es posible que, aparte de no entender nuestras razones, les moleste el olor que desprendan las plantas (especialmente en las épocas de floración y secado)  llegando a denunciarnos ante las autoridades. En este último caso, tendríamos un serio disgusto.  

¿Dónde conseguir un buen sistema antiolor para tu plantación?

Para resolver el problema de los olores existen en el mercado distintos aparatos que nos ayudan a combatirlos o, en todo caso, a disimularlos. La mayoría de los cultivadores eligen un recurso sencillo pero efectivo: los filtros anti-olor.

La gran mayoría de los filtros anti-olor están basados en el uso del carbón activado, un producto derivado del carbón puro que, siendo de tacto poroso es capaz de aspirar los residuos orgánicos tanto líquidos como gaseosos procedentes del sistema metabólico de los seres vivos. Su eficiencia le convierte en el purificador perfecto.

Ahora bien, por si sólo no actúa. Los filtros para el mal olor debe ir acoplado a un extractor de aire que tenga la capacidad adecuada al tamaño de nuestro armario o sala de cultivo. Los olores que la impregnan llenan son succionados por el extractor y, al pasar por el filtro llegan al exterior convertidos en aire puro, limpio y sin rastro alguno. 

Comprar sistemas antilolor para cannabis

El dato que más tenemos que tener en consideración a la hora de elegir un filtro anti-olor es la densidad de carbón activado del mismo, cuanto mayor sea, más será el efecto que consiga.

Podemos utilizar dos versiones de filtros anti-olor de carbón activado:

*Filtros de metal con lámina de carbón activado incorporado. Más caros pero mucho más eficientes llegando a tener una durabilidad de hasta dos años. Tienen que encajarse en el tubo el extractor por lo que habrán de ser más pequeños que este.

*Filtros de plástico. Prácticamente idénticos a los anteriores sólo que fabricados de material plástico por lo que son más ligeros.

Métodos para tratar los olores en tu cultivo

Existe una alternativa más sencilla, las llamadas “camisas” que podemos comprar por separado de nuestro filtro y que podemos cortar y adaptar a la medida del mismo. Quizá no tengan la misma capacidad de eliminación del olor fuerte del cannabis pero son más baratas y sencillas, útiles para cultivos reducidos.

Los olores pueden ser saneados con otros productos que también han demostrado ser de gran utilidad. Hablamos de los ambientadores y los ozonizadores.

¿Por qué comprar productos para el olor de la marihuana?

Bien sea en formato gel o en spray, los ambientadores ona creados con una base de aceites esenciales son potentes contra los olores fuertes pero de uso seguro para las personas y las plantas. Se pueden nebulizar sobre el área deseada obteniendo un resultado rápido o bien abriendo el tarro o bote en el que están contenidos y colocándolo donde queramos. Existen versiones con aromas diversos e incluso una casi sin olor.

¿Cómo tratar los olores de las plantas de cannabis?

En cuanto a los ozonizadores son dispositivos complejos que crean gas ozono el cual no enmascara el olor o lo cambia por otro sino que destruye las partículas olorosas, limpiando definitivamente el aire circulante. Tienen un inconveniente: jamás hay que introducirlos en el cultivo porque puede destruir la resina de las plantas con lo que se perderá su sabor. Si lo sitúas a la entrada de la casa te asegurarás que los olores quede anulados y nadie los pueda descubrir. 

Tampoco hay que utilizarlo de manera permanente sino en intervalos de unos 15 minutos con pausas de 40 minutos aproximadamente.   

Como ves tomando algunas sencillas medidas importantes para tu cultivo y siendo discretos, olores fuera y  todo arreglado.