Bombillas para cultivo interior

Bombillas para cultivo interior

Ver aquí todas las categorías

Bombillas para cultivo interior 

Bombillas perfectas para el cultivos, tenemos de varios modelos, en esta categoría las puedes encontrar todas. Además puedes hacer tu pedido hoy y recibirlo en 24h 48h. Con envío gratis, !Haz tu pedido hoy¡


 Más información
Mostrando 1 - 30 de 32 items

Uno de los aspectos más importantes para el éxito en el cultivo interior de las plantas de marihuana es la correcta iluminación, con los distintos tipos de bombillos que ofrecemos en tu grow shop online asegurarás el mejor desarrollo de tu planta.

Las plantas de cannabis aman la luz y el cultivador de interior que quiere ser exitoso intenta proporcionar la mayor cantidad de luz posible. Considere 250 vatios / m² sólo como punto de partida mínimo y realista aspirar a 2-3 veces ese nivel si es posible. Más luz significará grandes cogollos densos y rendimientos superiores. Además de ofrecer altos niveles de luz el cultivador de interior exitoso mantiene las plantas tan cerca de la luz como sea posible para maximizar la intensidad de luz que llega a las hojas y brotes. A menudo, el cultivador medicinal o recreativo personal tendrá un área creciente de 01.02 m² diseñados por debajo de un solo 400W o 600W de sodio de alta presión (HPS) de la lámpara.

BOMBILLAS para tu cultivo de Marihuana. Una decisión más importante de lo que parece

Junto con un buen sustrato de tierra, riego apropiado y las plantas más adecuadas a nuestras necesidades, las bombillas son los elementos fundamentales de un correcto sistema de cultivo de interior. Si estos cuatro elementos están perfectamente coordinados el éxito en la cosecha está bastante garantizado.

De todos ellos, el sistema de iluminación esto es, el tipo de bombillas mixtas a utilizar (de bajo consumo, leds, tradicionales, tubos fluorescentes…) quizá el más determinante a la hora de conseguir un cultivo óptimo en cuanto a su calidad.

Se dice que la mayor calidad se obtiene en relación peso/w, esto es, cuanta más luz, más peso tendrá la planta. Tomando esto en consideración, las necesidades de luz en datos aproximados que nos puedan servir de referencia serán:

*150 g /  250w

*250 g /  400w

*400 g / 600w

Más datos a tener en cuenta. La temperatura en la que crecen mejor las plantas es de 27º. No tendría que bajar de 15º durante la noche.

También tendremos que considerar las fases del crecimiento de la planta para aplicar más o menos luz:  

-Para la primera fase o de germinación, necesitaremos lámparas fluorescentes de luz fría. Tiempo de encendido: 18h. , apagado 6h.

-Impulsaremos el crecimiento y floración con fluorescentes naranjas o rojos. Tiempo de luz 12h. y apagado otras 12h.

Una vez considerados todos los datos vamos a ver cuáles son los tipos de bombillas que existen, cómo funcionan, sus ventajas e inconvenientes.

*BOMBILLAS TRADICIONALES INCANDESCENTES: las bombillas de toda la vida no sirven para cultivo porque consumen mucho, dan poca luz y desprenden muchísimo calor.

*BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO: útiles para espacios muy reducidos. Aptas en especial para la fase de crecimiento.   

*LAMPARAS FLUORESCENTES: en principio son válidas pero tienen el problema de que se necesita alguna máquina o sistema para alejarlas y acercarlas para que la cantidad de luz que reciban las plantas sea correcta y además bastante espacio para que el montaje sea el adecuado. Por otro lado consumen poco y reparten la luz de manera homogénea. Perfectos para la fase de crecimiento.

*BOMBILLAS LED: aprovechan muy bien la energía eléctrica recibida pero no puede utilizarse para el cultivo salvo que los agrupemos con el fin de aumentar la potencia para lo cual se han creado paneles de leds. La ventaja es que abarcan todos los espectros lumínicos, del azul de la germinación al rojo del crecimiento. Si conseguimos hacer combinaciones entre los led podemos tener un buen resultado. Emiten luz continua y casi no desprenden calor por lo cual podemos tener las plantas casi pegadas a los focos (10/15cm). Tienen una duración muy alta y sin altibajos en su rendimiento.

*BOMBILLAS DE HALURÓGENO METÁLICO (HM): combinan vapor de yodo y mercurio. Ocupan poco espacio y la intensidad lumínica aportada es alta. La desventaja es que emiten luz intermitente. Usarlas en exclusiva para la fase de crecimiento. Necesitan un balastro para la regulación de su voltaje.

*LAMPARAS DE VAPOR DE SODIO DE ALTA PRESIÓN (HPS): perfectas para la floración porque ofrecen una alta intensidad lumínica (mucha luz) en las variedades rojo y amarillo. Tienen un rendimiento muy alto y una larga duración. Al igual que las anteriores, también necesitan un balastro para controlar el voltaje.

*SISTEMAS MIXTOS: que unen las ventajas de las dos clases citadas anteriormente. Son bombillas de sodio con tonos rojizos, anaranjados y amarillos, así como azulados que cubren todos los ciclos de la vida de la planta. Las más utilizadas se denominan AGRO, DUAL y GROLUX.

Recomendaciones: Tener un sistema de ventilación adecuado para procurar una circulación del aire correcta. Cuidado también al colocar demasiado cerca la planta del foco lumínico, pueden quemarse las puntas. Atención especial a la temperatura que se alcance justo debajo de las luces al nivel de la copa de la planta.