Categorías

Manual para cultivo de marihuana básico

Pubicado el : 2015-09-19 01:25:12
Categorias : Artículos de Cultivo

Cómo hacer un cultivo marihuana en 7 sencillos pasos.

Entérate paso a paso de todo lo que necesitas saber para tener tu cultivo de marihuana listo desde la elección de las semillas hasta la preparación de los cogollos para el consumo. Hoy en Eurogrow estamos vamos a tratar el tema de cultivo de marihuana y regalamos conocimiento a granel. ¿Te apuntas?

Por fin llegó la guía definitiva, la única en la que podrás encontrar paso a paso todo lo que tienes que saber y dominar para tener tu propia plantación de marihuana, escrito de forma sencilla y con los utensilios y productos necesarios. Quédate en el blog de Eurogrow y empápate de cómo conseguir unos cultivos grandes, sanos y fuertes que te sirvan para el autoabastecimiento o la producción. Como quieras. Nosotros comenzamos:

Entender todos los entresijos que se requieren para tener y mantener un cultivo de éxito lleva un poco de tiempo, pero si sois capaces de leer con paciencia y atención, en ésta guía de cultivo de marihuan encontraréis vuestra ‘biblia’ de la marihuana.

¿Qué tipo de semillas de marihuana quieres en tu cultivo?

Como ya sabrás hay diferentes tipos de semillas de marihuana: autoflorecientes, feminizadas, etc… ni todas son iguales, ni tienen los mismos cuidados ni valen para lo mismo, por lo que ésta decisión marcará con un suspenso o un aprobado vuestro cultivo de marihuana. En Eurogrow tenemos todos los tipos de marihuana que existen y además hemos escrito con anterioridad sobre los tipos de semillas más adecuados para según qué objetivos o tipos de cultivador. Os recomendamos seguir la información para tu cultivo por aquí.

Pautas básicas para ésta decisión pueden ser las siguientes:

Si tenemos muy poca experiencia en el cultivo de marihuana, es mejor apostar por semillas de la variedad Indica o Híbridas, ya que son más fáciles de sacar adelante que las variedad Sativas, ya que este tipo de marihuana tiene tiempos de floración en el cultivo mas largos. Otros consejos son semillas ‘Great White Shark’ para conseguir un tipo de marihuana penetrante a la hora de producir relax… Pero lo que recomendamos es en los primeros cultivos apostar por comprar varios tipos diferentes de semillas y probar con vuestra propia experiencia cómo es cultivarlas y qué tipo de marihuana producen. Sólo de la vivencia personal se puede elegir cuál es la marihuana que más te gusta para tu cultivo.

¿Cultivo dentro de casa o marihuana en un espacio exterior ?

Igual que el primer paso nos condiciona los cuidados según el tipo de semilla de marihuana que elegimos, la decisión entre un cultivo de interior, exterior o híbrido también marca la diferencia a la hora de preparar toda una parafernalia diferente de utensilios y rutinas de cultivo según lo que hayamos decidido. Es cierto que plantar en exterior es mucho más sencillo, pero el cultivo de interior de marihuana es más disimulado, por no contar que se controlan mucho más los parámetros de la plantación como abono, sustratos, humedad, luz, etc… Y luego está el componente del espacio, si realmente disponemos de un espacio de culltivo  adecuado tanto dentro como fuera de la casa o de donde estemos afincados. ¿Lo has decidido ya?

La marihuana de exterior normalmente es menos potente, pero las plantas suelen ofrecer más cogollos para fumar. El cultivo exterior permite ahorrar un poco más en facturas de luz y calor, aunque necesitamos lugares que no llamen mucho la atención.

Si decidimos optar por un cultivo de exterior, la variedad más sencilla es la autofloreciente, y tendremos que colocar nuestras macetas en un lugar que le garantice muchas horas de luz y buen riego. Primero hay que hacer el mismo proceso que con las de cultivo interior de marihuana, es decir, hacer germinar la semilla, pero a la hora de colocar la planta, prepararemos el  lugar que hayamos elegido con un buen sustrato y si es posible un buen camuflaje anti curiosos. El cultivo en exterior es más lento pero si tenemos tiempo y espacio merece la pena ya que es menos costoso y las plantas son más grandes y bonitas.

En cuanto al cultivo de interior de marihuana (que suele representar gran parte del autoconsumo), suele estar representado por aquellos cultivadores de marihuana que trabajan con pequeñas macetas a modo ‘amateur’ o aquellos que trabajan el cannabis de interior con todos sus utensilios esperando conseguir una buena cosecha con cogollos resinosos y grandes. ¿Cómo podemos hacer un cultivo de interior de garantías?

En primer lugar tendrás que preparar tu armario de cultivo de marihuana, zona sagrada en la que, a partir de ahora, permanecerán tus plantas creciendo, floreciendo y dando sus cogollos. En Eurogrow tenemos una amplia carta de armarios de cultivo para todos los tamaños y precios. Puedes verlo aquí.

Paso 3: Hacer germinar las semillas de marihuana

Si ya tienes montado tu armario de cultivo de manera apropiada, elegidas tus semillas de marihuana y todo listo, ahora nos queda el difícil pero no imposible paso de convertir esas semillas en plantas y que a su vez sean unas plantas fuertes que nos den los mejores cogollos posibles. .

En el cultivo es importante que la planta de marihuana crezca fuerte.

Hemos conseguido hacer germinar nuestras semillas, un paso delicado, así que ahora tenemos que ir poniéndolas en las macetas para la plantación definitiva. Esas macetas tienen que ir rellenas del sustrato de cultivo que hayamos elegido, y también deben estar bien hidratadas, aunque sin echarcar, ya que las raíces necesitan oxígeno, ya que en el siemopre en el cultivo es muy importante que la marihuana crezca fuerte.

Una vez trasplantadas las semillas en las macetas, queda el tema de la iluminación ideal para cada tipo de cultivo de marihuana y fase del mismo. Normalmente para los primeros días mientras que las semillas se van abriendo y generando sus primeras hojas con una luz de bajo consumo de 100w bastará. Luego una vez que los cotiledones han abierto (los cotiledones son esas primeras hojas que no serán las definitivas), cuando se forman las primeras falsas hojas hay que cambiar la iluminación a una más fuerte, de 150w o una lámpara de halogenuros metálicos de 600w.

Ahí comienza el periodo de crecimiento de la planta de marihuana, que dura hasta 6 semanas según como hagamos el cultivo. En esa fase la luz debe ser de 18 horas seguidas por otras 6 de oscuridad.

El final de el cultivo cuando acaba la floración de la marihuana.

Cuando la planta ya alcanza cerca de los 40 cm de altura pasamos a la fase de floración, que consiste en pasar a 12 horas de luz y otras 12 de oscuridad. Ten en cuenta en éste puntode el cultivo que cada tipo de semilla tiene su punto de floración en una fase del tiempo y requiere cuidados de iluminación diferentes. Os recomendamos que una vez elegido el tipo de semilla a sembrar, os empapéis bien de todas sus especificaciones técnicas.

Lavado de raíces

Cuando se acerca la cosecha (unas dos semanas antes), debemos realizar otro paso delicado para las plantas de marihuana, que consiste en el lavado de las raíces para retirar el exceso de abono, los sustratos y demás química y que no afecten al sabor de los cogollos en la fase del consumo fumando. 
Para ello utilizaremos agua a pH 5,5 y abundante agua, para que sirva de referencia la cantidad de 5 litros por los litros que sea la maceta, por ejemplo si la maceta es de 7L x 5 = 35L de agua necesitará cada planta para limpiar bien las raíces.

Cortado y secado

Ya está, la parte que mas nos gusta de el cultivo de marihuana, ya las tenemos listas para comenzar la fase que las preparara para el consumo tanto en cigarro, como en cosmética, alimentación, etc… La fase de cortado y secado requiere de un poco de pericia. Se trata de seleccionar y quitar las hojas más grandes, quedándonos con las más pequeñas y frondosas donde están los cogollos usaremos una malla de secado transpirant de manera que la marihuana no se quede en una base sin transpirar ya que podria pudrirse rapidamente, una vez secada siempre a una temperatura sobre 18/20 grados para que se vaya secando poco a poco y no pierda sus propiedades tendremos que colocarlas en una caja de cartón o madera sin barniz, tapándola y sólo abriéndola para que se ventile unos pocos minutos cada día hasta que quede un bloque compacto típico de marihuana listo para la acción.
Si quieres conservar una marihuana buena no secar ni en hornos ni con calefactores ni chapuzas que se hacen para los ansias que quieren fumar nada mas cortar, ya que has esperado 3 meses  de cultivo en cosechar espera un poco mas y fuma una marihuana buena bien seca y curada.

 

Añadir un comentario

 (con http://)

DMCA.com Protection Status