Lubricante de Marihuana Casero

Pubicado el : 2021-10-20 12:01:11
Categorias : Marihuana Medicinal

¿Cómo hacer lubricante de Marihuana?

La marihuana se ha implementado como estimulante y potenciador sexual desde la antigüedad. Diversas culturas a lo largo y ancho del mundo reconocen y aprovechan sus propiedades afrodisíacas y medicinales de marihuana para aumentar el placer sexual. En la antigua India, por ejemplo, usaban la marihuana en preparaciones para aumentar el deseo y solucionar problemas de impotencia.

lubricante cannabis

Extractos de la planta se añadían a distintas recetas tradicionales para prolongar los tiempos de erección y retrasar la eyaculación. Asimismo, se creía que facilitaba la lubricación femenina y prolongaba el orgasmo. 

En la actualidad varios estudios han arrojado resultados positivos con respecto a las experiencias sexuales de personas que usan marihuana. Las encuestas sostienen que aquellos que la usan de forma recreativa antes del encuentro sexual sienten más placer. La mayoría de entrevistados afirma experimentar una inmersión absoluta en el acto sexual y disfrutar orgasmos más intensos y prolongados. 

lubricante cannabis

Existen en el mercado varios lubricantes de cáñamo que son totalmente legales debido a su bajo porcentaje de THC. Aún así, puedes hacer tu propio lubricante de cannabis desde casa siguiendo la receta que te compartimos a continuación.

Ingredientes para Lubricante de Marihuana

La mayoría de utensilios necesarios para preparar lubricante cannábico se usa en el hogar de forma cotidiana. Es por esto que encontrarlos no debería representar mayor problema a la hora de preparar tu lubricante. A continuación te contamos qué ingredientes necesitas y utensilios te recomendamos usar:

  • 50 gramos de marihuana: Aconsejamos que de ser posible, provenga de cultivos orgánicos. Asimismo, es preferible el uso de cogollos ya que tienen un efecto más potente debido a su concentración de tricomas.
  • 200 gramos de aceite de coco: Es preferible este debido a que es sencillo de aplicar y tiene un aroma y sabor agradables. Además, es fácil de conseguir, tiene un costo asequible y genera una capa lubricante más gruesa y efectiva. Aunque se puede usar otro tipo, como el aceite de almendras, de aloe vera o manteca de cacao.
  • 1,5 litros de agua destilada: Se usa para garantizar mayor extracción de cannabinoides y preservar la integridad de la planta.
  • Guantes: Son opcionales, pero recomendables para lidiar con los ingredientes de la mezcla cuando estén calientes.
  • Botes de cristal: Para almacenar el producto final una vez hayas terminado.
  • Colador: Necesario para separar la materia vegetal sobrante.
  • Tamiz fino o filtro de café: Para depurar las impurezas que puedan pasar a través del colador.
  • Bol: En él colocaremos la mezcla después de usar el colador y el tamiz.
  • Olla: Para calentar, mezclar y cocinar todos los ingredientes.
  • Cuchara de madera: Para remover la mezcla de forma regular y evitar que se queme.

lubricante cannabis

Lubriante Cannábico Casero Paso a Paso

Paso 1. Descarboxilar el cannabis

En primer lugar, debemos aclarar que aunque suena complicado es un proceso sencillo y primordial para alcanzar los resultados deseados. La planta de marihuana fresca o “cruda” no tiene efectos psicoactivos. La descarboxilación es el proceso mediante el cual se activan las propiedades psicoactivas del cannabis a través del calor. En principio, la planta fresca tiene tricomas ricos en THCA, una forma ácida del THC. Para eliminar la partícula extra y activar las propiedades del THC y del CBD necesitamos temperaturas altas. Es necesario ser cauteloso, ya que un exceso de calor puede comprometer la integridad de la planta.

lubricante cannabis

Podemos realizar este procedimiento en casa utilizando el horno a una temperatura de 115°C. Colocaremos los 50 gramos de marihuana en una bandeja para hornear y la dejaremos calentar durante 40 minutos. Es importante remover la hierba cada 10-15 minutos para evitar que se queme y asegurar la mayor cantidad de terpenos.

Paso 2. Disolver el aceite y moler la marihuana

  • Procederemos a calentar los 200 gramos de aceite de coco en una olla a fuego suave para que se derrita. Mientras, podemos usar un triturador para pulverizar la hierba hasta conseguir una textura similar al café molido. De esta manera facilitaremos la extracción de todos los cannabinoides
  • Te aconsejamos usar guantes de látex cuando estés manipulando el aceite caliente para proteger tus manos y evitar quemaduras accidentales. Si no cuentas con un molinillo para moler los cogollos, puedes usar un grinder para obtener un resultado similar. En caso de que no cuentes con ninguno de estos equipos, puedes saltar ese proceso y usar cogollos sin moler.

Paso 3. Mezclar los ingredientes

  • Una vez disuelto el aceite, agregaremos la marihuana molida o en cogollos y mezclaremos usando una cuchara de madera. Es importante integrar bien los ingredientes buscando conseguir una mezcla homogénea. En caso de usar cogollos sin moler resulta de vital importancia asegurarse de que el aceite los cubra completamente.lubricante cannabis
  • Debemos cerciorarnos que la temperatura no supere en ningún momento los 115°C. Para ello debemos remover la preparación de forma regular. Podemos usar también un termómetro de cocina para saber con exactitud qué temperatura tiene la mezcla.

Paso 4. Añadir el agua destilada

  • Cuando el aceite adquiere un color verde intenso, debemos agregar 1,5 litros de agua destilada. Esto nos facilitará filtrar el exceso de clorofila (la materia vegetal que da el vibrante color verde) más tarde. Además, es una precaución extra para evitar que los cannabinoides se destruyan antes de mezclarse con el aceite.
  • Procedemos a tapar la olla y elevar la llama. Dejaremos cocinar por al menos 30 minutos prestando especial atención a que la temperatura no sobrepase los 115°C. De esta manera el exceso de agua se evaporará para extraer la mayor cantidad de cannabinoides.

Paso 5. Controlar el fuego

Luego de reducir el agua destilada, es necesario bajar nuevamente la llama hasta un nivel medio. Dejaremos que la mezcla se cocine a esta temperatura por 4 horas como mínimo. Aconsejamos remover la mezcla al menos 1 vez cada 45 minutos para evitar que se queme.

Paso 6. Enfriar y colar

  • Pasadas 4 horas puedes apagar el fuego y dejar reposar la mezcla para que pierda temperatura. Cuando se haya templado la temperatura filtraremos la preparación, usando primero el colador para retener la masa vegetal más grande. Repetiremos el proceso, usando un tamiz o un filtro para café de nylon para depurar las impurezas restantes.lubricante cannabis
  • Es importante que te asegures de extraer hasta la última gota de producto para no desperdiciar ningún cannabinoide. Aún así, hazlo con gentileza para evitar que restos vegetales se cuelen en el producto final. En caso de ser necesario, puedes tamizar el lubricante un par de veces más.

Paso 7. Eliminar el exceso de agua

  • Llegado este punto, la mezcla aún tendrá un excedente de agua que debemos eliminar. Para ello, vamos a tapar el bol y llevarlo a la nevera por 12 horas aproximadamente. La mezcla se dividirá en dos capas, la superior es el lubricante cannábico y la inferior el exceso de agua.
  • Procederemos a separar con cuidado una capa de la otra usando una cuchara. Es posible que pequeñas impurezas formen una capa delgada en la superficie del lubricante. Para eliminarlas podemos calentarlo a fuego suave y tamizar nuevamente cuantas veces sea necesario.

Paso 8. Embotellar y conservar

  • Puedes guardar la mezcla en botes de vidrio ya que este material la conservará mejor. El lubricante es perecedero, por lo cual querrás usarlo antes de que transcurra mucho tiempo. No obstante, puedes extender su durabilidad con refrigeraciónlubricante cannabis
  • Te recomendamos conservar la mezcla en distintos tarros y sacar del refrigerador sólo el que usarás en el momento. De esta manera, te aseguras de que el resto se conserve fresco y dure mucho más tiempo.

Disfruta la experiencia del Lubricante de marihuana

Las propiedades estimulantes y potenciadoras del lubricante de cannabis suelen demorar un tiempo antes de surtir efecto. Por lo cual, te recomendamos aplicarlo de forma generosa entre 30 y 45 minutos antes de la relación sexual. Puedes aplicarlo directamente sobre los genitales y masajear con gentileza hasta haberlo esparcido de manera uniforme.

lubricante cannabis

  • Al transcurrir el tiempo experimentarás una sensación cálida y placentera que se intensificará de forma gradual. Llegado este punto, sabrás que todo está listo para entrar en acción. 
  • El lubricante de cannabis se puede ingerir sin correr ningún riesgo de intoxicación. Sus posibilidades de uso sólo se ven limitadas por tu imaginación. No obstante, recomendamos experimentar de a poco e ir aumentando la dosis progresivamente hasta encontrar la ideal para cada quien.

¡Buenos humos!

Compartir este contenido

Añadir un comentario

 (con http://)