Balastros

Balastros



VER AQUI TODAS LAS CATEGORIAS

Balastros 

Balastros para la iluminación de tu cultivo, compra aquí al mejor precio todo tipo de balastros, tanto electrónicos como magnéticos. Haz tu pedido hoy y recíbelo mañana en tu domicilio.


 Más información
Mostrando 1 - 15 de 15 items

Los balastros son muy importantes para el Sistema de iluminación de tu cultivo interior de cannabis, en esta categoría de Eurogrow encontrarás distintas opciones dependiendo de tus necesidades.

Este dispositivo se utiliza para limitar la cantidad de corriente en un circuito eléctrico. Se usa generalmente en las luces fluorecentes para limitar la corriente que entra al tubo, que de otra manera podría dañarlo.

Los balastros varían en diseño y complejidad. Recuerde que la iluminación correcta es básica para el desarrollo de la planta, no querrá que una falla en los bombillos dañe todo el proceso, adquiera siempre los mejores productos en su grow shop online.

¿Sabes para que se usan los balastros en el cultivo de Cannabis?

Para empezar conviene no confundir “balastro” que es una palabra que proviene del inglés “ballast” (lastre) con “balasto” cuyo significado según la Real Academia de la Lengua es “capa de grava o piedra machacada que se extiende sobre la explanación de un terreno para asentar vías férreas o carreteras”.

Un balastro es un aparato que sirve para mantener estable y controlar el flujo de la corriente eléctrica a partir de una fuente de alimentación. Se  utilizan para varios tipos de lámparas como las de vapor de sodio, vapor de mercurio o de haluro metálico. Sin embargo, algunas clases de focos necesitan balastros internos para funcionar, como por ejemplo, los fluorescentes pues les proporcionan el voltaje de salida necesario.  

El balastro funciona aproximadamente de la siguiente manera: toma la electricidad de la red (220v) y la reajusta mediante procesos electromagnéticos a 80 v que es la capacidad de las bombillas de 150v.

En definitiva, un balastro es tanto un aparato que regula la energía eléctrica como un complemento imprescindible para que funcionen determinadas clases de focos. En todo caso es muy necesario para  mantener con efectividad y sin problemas de sobrecalentamiento los elementos de iluminación y calor de nuestros cultivos de interior.

Hay tres  modelos: analógicos, electrónicos y electromagnéticos. A partir del año 2010 sólo se podrán utilizar los de las últimas dos clases. Los analógicos están obsoletos y son peligrosos.

Entre el balastro electrónico y electromagnético hay notables diferencias, pero hay que pensar aunque estamos realizando una inversión económica notable la diferencia en el rendimiento puede ser muy sustancial. Y, a pesar de que hay quienes opinan que su vida media es de uno a tres años, si su funcionamiento es correcto puede durar muchísimo tiempo siempre que se hagan los correspondientes cambios de bombillas y focos.  

La utilización del balastro electrónico se está imponiendo por una serie de razones que lo hacen preferible al electromagnético:

-El peso es menor, unos 4,5 kg según modelo. 

-No produce apenas calor por sí mismo, no tiene partes móviles y por ello, cuanto menos calor, más energía de la consumida utilizará para generar luz. Esto significa ahorro en la factura eléctrica.  

-Mejora el consumo eléctrico: menos consumo y diferenciación de la potencia en la mayoría de los mejores modelos. En general suelen llevar un potenciómetro con el que regular la cantidad de luz que reciba la planta. Sobre todo al principio donde no es necesaria una cantidad de iluminación muy alta, poco a poco se irá aumentando dicha cantidad conforme avance el crecimiento del cultivo.  

-Proporcionan larga vida a las bombillas: 5 cultivos, 7.000/8.000 hasta 12.000 horas forzándolo mucho,  aproximadamente unas 9 floraciones.

-Son silenciosos, nada de vibraciones ni zumbidos molestos.

-Al transformar la luz a 600w no hay parpadeos, algo que no vemos a simple vista pero que permite un aumento del 30% den la luz recibida. Es decir, aprovechan más la corriente recibida en ese porcentaje.

-Es de muy fácil mantenimiento. No hay que tener en cuenta la polaridad de las bombillas ya que la detecta automáticamente. En un modelo electromagnético, al no tener esa capacidad, si no se ajustan bien las bombillas puede que no funcionen bien o no den el rendimiento adecuado.

-Se ponen en marcha con gran rapidez optimizando la energía al máximo. En poco menos de un minuto está funcionando.

Entre los cultivadores, las marcas y modelos más recomendados son dos: LUMATEK  y AGROLITE. La potencia estándar es de 600w en ambos y, prescripciones técnicas aparte, la diferencia básica está en el precio de uno y de otro. Todo depende de la inversión que estés dispuesto a realizar y del tamaño de tu cultivo.

Concluyendo: el balastro es esencial para el óptimo funcionamiento del sistema eléctrico con el fin de conseguir unas plantas mejores y de mayor calidad.